publicado por: auroragarciaalcalde

Aurora García Alcalde
El cómo y por qué me empecé a introducir en el mundo del desarrollo personal fué por casualidad, intentando buscar respuestas y nuevos caminos, distintos a los que ya había trazado en mi vida.

Si alguien me hubiera dicho que yo me iba a dedicar a ésto no le hubiera creido, a pesar de que tiene que ver mucho con una de mis mayores cualidades, innata en mí: LA GENEROSIDAD Y AYUDAR A OTROS.

Tres son los momentos de la vida que por naturaleza son difíciles de gestionar puesto que supone un cambio de ciclo : La adolescencia, la mediana edad (en torno a los 40 años) y la jubilación. Tres momentos en los que no siempre estamos preparados para gestionarlos y en los que nos vienen un montón de preguntas sobre qué haremos con nuestra vida a partir de entonces.

Yo me encontraba en la etapa de los "40" y aún no había sido madre. En mi caso, el instinto maternal nació antes que yo, asi es que os podeis imaginar lo que suponía el hecho de tener 40 años y no haberlo logrado aún.

Me pregunté muchas veces QUÉ SENTIDO TENÍA LA VIDA SI NO ERA PARA CREAR VIDA. Y lo sentía de verdad, sinceramente. Años duros que ahora AGRADEZCO porque nada pasa por casualidad.

Cuando me encontré con el coaching y otras disciplinas de desarrollo personal empecé a cambiar mi actitud, a cambiar mi forma de pensar y a crear otra realidad diferente a la que me había planteado. Empecé a pensar que quizás podría ayudar a desarrollar estas habilidades en los más pequeños, y de esta forma podría acercarme al mundo del niño desde la educación a padres y profesores a través de las nuevas disciplinas.

El hecho de no haber sido madre me abría la puerta a poder llegar a muchos más niños e influir positivamente en su crecimiento personal.

Esta primera idea fue la que encendió la chispa de mi proyecto (¡Hoy, como mi hijo!). Con el paso del tiempo el proyecto fue tomando más forma y más amplitud, hasta acoger las 3 áreas que hoy son mi proyecto: PERSONAL, EDUCACIÓN Y EMPRESA.

El abarcar estos tres ámbitos, tampoco es por casualidad ya que supone dar respuesta a mis propias experiencias y las necesidades que he tenido. Os cuento:

ÁREA PERSONAL

Hace años, como muchos sabeis ya, tuve una depresión que me hizo vivir una época de mucho sufrimiento y que ha marcado mi vida. Y eso es justo lo que hoy me da UNA FUERZA TREMENDA PARA IR SIEMPRE HACIA ADELANTE.

En estos últimos años en los que he trabajado mi propio desarrollo personal, he aprendido a tener recursos y habilidades para evitar que situaciones de este estilo vuelvan a surgir y para superar cualquier adversidad.

Pensé que precisamente haber pasado por aquella depresión me podría permitir ayudar a otras personas con éxito y decidí crear un programa adecuado a superar esos bloqueos y a conocerse a sí mismo.

Tuve que revivir mis momentos de depresión para poder obtener toda la información necesaria que me ayudara a crearlo y de ahí nació mi metodología , que, cómo no, lleva mis iniciales: MÉTODO "AGA" DE DESARROLLO PERSONAL: LA MAGIA DE SER TÚ.

Con este programa, se trabaja a lo largo de la línea del tiempo el desarrollo personal para descubrirse a uno mismo, eliminar bloqueos y mirar al futuro con optimismo, utilizando técnicas de diferentes disciplinas como el coaching, la inteligencia emocional o Programación Neurolingüística, entre otros.

Actitud positiva en el presente
Gratitud con el pasado
Amplitud de miras hacia el futuro

ÁREA EDUCACIÓN

Trabajando en este programa, me dí cuenta que habría ahorrado mucho sufrimiento, tanto a mí como a mi familia y amigos, si de niña me hubieran enseñado los recursos y habilidades necesarias que me facilitaran la vida tanto personal como profesionalmente.

Esta idea dió mucho más fuerza a la idea inicial de querer inculcarlo al niño desde pequeño.

ÁREA EMPRESA

Yo trabajaba en una empresa de Madrid cuando todas estas ideas revoloteaban por mi cabeza. Tenía claro que el desarrollo personal era muy importante en la educación del niño y en la vida personal del adulto . ¿pero qué pasaba con las empresas?.

Miré a mi alrededor y me pregunté cómo cambiaría el trabajo si a mi propio equipo se le potenciara sus cualidades. Entendí que las empresas tenían un recurso valiosísimo del que no hacían un buen uso: el equipo humano. Sin duda ví claramente que invertir en el desarrollo de los trabajadores, haría descubrir sus talentos, y crearía equipos más eficientes que provocarían un incremento indudable en la productividad de la empresa. Yo misma pude comprobarlo con mi propio equipo. Su involucración y cooperación mejoraron en poco tiempo tras haber cambiado mi forma de liderar.

Con toda mi experiencia de 23 años en el mundo empresarial, no podía dejar este ámbito fuera de mi proyecto.

Como la Trinidad, mi proyecto sin duda debía recoger todo lo que yo soy y siento. Con las tres áreas me siento identificada y forman parte de mí.

Todos tenemos una responsabilidad con crear una sociedad mejor para mañana.

¡DESARROLLEMOS HABILIDADES PARA LA VIDA EN LOS 3 CAMPOS!

EN EL ÁREA DE LA EDUCACIÓN
PERSONALMENTE
EN LAS EMPRESAS

Y hagamos entre todos, que el mundo de mañana sea un poquito mejor.

Os invito a que deis un primer paso

y asistais a alguno de mis talleres.


¡OS ESPERO!